Diviertete con el  Gato Maragato
Siempre he pensado que unas lecturas llevan a otras y que en el entramado de todas ellas se esconde un elemento muy humano que es la curiosidad. Leemos porque queremos conocer cosas nuevas, los sentimientos de otras personas, los misterios que se han ido sucediendo en la vida de los seres humanos a lo largo de las civilizaciones; porque nos permite viajar sin movernos del cómodo sillón de nuestra casa…
Y hoy, como autora de esta “Leyenda del gato maragato” que acabáis de leer, quiero proponeros, además, el reto de conocer muchas de esas cosas que tienen que ver con los elementos y personajes que aparecen en mi historia. Solo es una sugerencia ¡claro está! Podéis aceptar la propuesta o no.
Creo sinceramente que ésta es una historia para todas las edades. Y en esa misma línea he preparado las actividades que os sugiero para después de la lectura. Podéis hacerlas de manera individual o colectiva. En familia, en el colegio, con vuestras amistades o desde la biblioteca que frecuentéis. Podéis escoger algunas pocas o podéis inventaros muchas más.
Quién sabe, tal vez a partir de esta fábula que he compartido con vosotros y con vosotras, surjan nuevos libros de los que un día yo misma seré también lectora como ahora lo sois vosotros del mío.