Crónicas viajeras del Gato Maragato
Como no podía ser de otra manera (recordad que soy un gato que perteneció a gente arriera y que, además, vivía en un pueblo del Camino de Santiago, por donde tantos peregrinos pasan) he nacido con un gran instinto viajero.
Me gusta descubrir nuevas tierras y saber que se esconden en ellas, recorrer nuevos caminos, conocer a otras gentes… Así que, a medida que vaya avanzando en mi viaje, trataré de ir escribiendo una crónica sobre cada uno de los lugares que visite.
Eso sí, ya sabéis que los gatos somos “dormilones” por naturaleza, y que nos pasamos muchas horas del día durmiendo. Por eso tendréis que tener paciencia conmigo.
Ya tengo visitas previstas a mi propia tierra, a mi provincia, y también a otros puntos de Castilla y León e incluso del resto de España.
Sin duda seré un gato muy, muy viajero ¿Os apetece seguir mis viajes de cerca?