Hace algunos años asistí a la boda de unos primos en Asturias.  Podría decirse que una boda más de tantas. Pero no. A la hora de la sobremesa cuando llega el momento de que novios y padrinos hacen entrega de ese detalle de recuerdo por haber estado acompañándoles llegó la sorpresa.

En vez de los típicos regalos que se repiten celebración tras celebración, con los que no se sabe nunca qué hacer y que en el mejor de los casos acaban guardados en un caja, en aquella ocasión nos sorprendieron con un detalle fuera de lo común. Las parejas asistentes fuimos obsequiadas con un libro sobre la cultura asturiana, de aquellos editados con mimo por la hoy desaparecida editorial  Everest. Unos hablaban de cocina tradicional asturiana, otros de rutas, otros de leyendas de la zona, como fue nuestro caso.  Los niños fueron obsequiados con un juguete. No recuerdo mucho más que lo que agradecí la originalidad del detalle, un libro que me llevó a descubrir cosas que desconocía de una tierra hermana a la vez tan próxima o tan distante, y la cara de felicidad de los más pequeños.

No todos tuvieron la misma actitud y pude observar como muchos torcían el ceño y hasta criticaban la iniciativa. No he vuelto a encontrarme iniciativa similar, que ya me hubiera gustado.

Pero pensando en que los tiempos han cambiado, pensando también en la cantidad de parejas que cada año acuden a casarse a tierras de sus ancestros provenientes de toda la geografía española, muchas veces acudiendo al cocido maragato como menú de celebración, se me ocurre que tal vez no sea tan mala idea empezar a cambiar esos regalos insulsos y convencionales por algo mucho más personal.  que acerque a nuestros invitados a las raíces de las que procedemos, con elementos personales  que puedan disfrutar habitualmente sin que vayan a parar al cajón de los regalos repetitivos.

Lo mismo ocurre con aquellos otras celebraciones  más cotidianas en las que se ha puesto de moda entregar algo a los asistentes: cumpleaños, comuniones, despedidas de soltero… E incluso diferentes eventos de empresa.  ¿Por qué no buscar un regalo original y diferente que nos entregue un poquito de nuestra tierra, de nuestra cultura, de nuestras tradiciones…? Un poquito de artesanía  e incluso de arte en algunos casos.

Así surge la idea de proponeros que penséis para ello tanto en nuestro libro La leyenda del gato maragato, como en todos los elementos que están
surgiendo en torno al mismo. Porque hay propuestas para todos con precios también para todos.

 

Aquí os mostramos algunos avances, otros están en proceso aún y esperamos poder ofrecéroslos muy pronto. En cualquier caso si estáis interesados y queréis saber más podéis consultarnos a través de esta web. También podéis encontrar algunos de ellos ya, en Astorga, en Librería El Progreso y en Papelería Mari Cruz.

Podréis encontrar precios más ajustados sobre el pvp a partir de pedidos de 10 unidades en adelante. Y la posibilidad de personalizaros el detalle con el evento que corresponda.

Los regalos del “Gato Maragato”

Serie Juegos:

  1. Mariquitas o recortables.

      Consta de un sobre grande en el que se incluye

  • el recortable del gato maragato y los distintos elementos de su traje
  • el recortable de la maragata con los distintos elementos de su traje
  • hoja explicativa del juego y de las diversas prendas que constituyen el traje maragato.

2. Los cromos de palmar

Consta de un sobre mediano  en el que se incluyen

  • dos hojas con las distintas ilustraciones del libro “La leyenda del gat
    o maragato” listas para recortar a tamaño cromo de palmar.
  • hoja explicativa del juego, de su historia, de sus instrucciones y de otras modalidades de práctica.

Serie Detalles

  1. Las chapas

Colección de cinco modelos de chapas redondas decorativas, de 36 mm de diámetro, reproduciendo algunas de las ilustraciones más representativas del libro.  Pueden adquirirse de forma individual o conjunta en sobrecitos que contienen toda la colección.

2. Marcapáginas acuarela

Bajo el nombre genérico de “Los lugares del gato maragato” presentamos una serie de marcapáginas pintados a mano reproduciendo diversos lugares de las diferentes localidades por las que el “gato” va pasando, especialmente ligados a su carácter de maragato. Cada marcapáginas es por tanto diferente aunque representen el mismo motivo.

3. Marcapáginas tela

4. Broches e imanes “maragatina”. 

5. Broches e imanes “maragatín”

No hay comentarios

Leave a Comment