Ya hemos comentado lo ligado que está el nacimiento de nuestro «gato maragato» a tierras próximas al Teleno, el monte sagrado desde antes de los romanos que domina con su presencia la vista del paisaje desde muchas de nuestras comarcas.

Por eso es inevitable que este gatuno personaje siga acudiendo una y otra vez a estos lugares, atraído por las fuerzas telúricas tan presentes en los mismos. Al municipio de Luyego pertenece ese espacio en el que  – en una noche de verano – esta historia, que ya es leyenda, fue verbalizada por primera vez por Mercedes G. Rojo, quedándose prendida para siempre en su hálito creador.

Por eso nuestro «gato maragato» tenía que volver, tenía que acudir de nuevo a manifestarse y a contar su historia a cuantos quieran escucharla , grandes y pequeños, hombres y mujeres, propios y extraños, hasta Luyego. Un marco incomparable nos acogerá,  uno de los típicos patios maragatos de la Hostería Camino, un lugar donde la tranquilidad y la magia se respiran a un tiempo, gracias al sentido de acogida de quienes lo regentan.

En ese espacio tan tradicional, tan acogedor e íntimo, las leyendas, las adivinanzas, las tradiciones … fluirán para hacernos disfrutar de una tarde de filandón o serano a través de la cual recuperar la magia de los mejores momentos de nuestra infancia. También con tu participación si así lo deseas.

No te lo pierdas.  Te esperamos.

25 de agosto. 19’00 horas.

Hostería Camino. Luyego

Actividad libre y gratuita.

No hay comentarios

Leave a Comment